Home Noticias ¿De dónde salieron los 552.000 nuevos empleos que reportó el Dane en...

oficina_negocio_proindustria_empresario_trabajo

Más de 48% de los nuevos ocupados estaría en subempleos o trabajos informales.

Una vez más el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) presentó el informe del mercado laboral, un análisis que arroja la cifra de desempleo y permite conocer el número de personas ocupadas e inactivas de todo el territorio nacional. La novedad de junio no solo es que la tasa de desocupación bajó 0,7 puntos porcentuales con respecto a mayo y se ubicó en 8,7%, sino que el número de personas empleadas se duplicó con respecto a la cifra registrada en el quinto mes del año, cuando hubo 262.000 nuevos ocupados.

Según la información de la entidad, 552.000 personas encontraron trabajo a junio del 2017, para un total de 22,8 millones de ocupadas al cierre de ese mes. La cifra, aunque es positiva, se debe mirar con detenimiento, pues la calidad del empleo de los nuevos ocupados podría estar en riesgo. De acuerdo con José Roberto Acosta, profesor del Colegio Superior de Estudios en Administración (Cesa), el Dane debería publicar al tiempo con este informe, el desglose por las modalidades que la conforman.

Esto porque, según la metodología de la entidad, una persona es considerada como ‘ocupada’ si durante el periodo de referencia se encontraba trabajando por lo menos una hora remunerada a la semana; estaba trabajando, pero al momento de la encuesta no tenía trabajo, o si no recibió ningún pago por desempeñar un trabajo, pero por lo menos laboró una hora por semana.

Para Mario Valencia, director de Cedetrabajo, “por la metodología aplicada los números están inflados” y para Acosta, “hay que cambiar la manera en que se presentan las cifras”, porque no hay objeciones sobre el proceso utilizado para obtener los resultados, dado que este es universal y aceptado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El académico aseguró que más de la mitad de los nuevos ocupados están en empleos de mala calidad. Esto quiere decir que, de las 552.000 nuevas personas ocupadas, cerca de 268.000 (más de 48%) encontraron trabajo en el rango de subempleo, bien sea objetivo o subjetivo. Es decir, en el sector informal. De la misma forma, “las personas que no reciben remuneración por su trabajo superan el millón del total de ocupados y hacen parte de la estadística”.

Si se mira el trimestre corrido (abril – junio), se destaca que el mayor número de ocupados está en el segmento ‘cuenta propia’ con 9,7 millones. Una categoría que según el Dane agrupa a todos los trabajadores independientes que reciben de forma regular cualquier tipo de ingreso; eso sí, sin incluir a los que piden limosna. Le sigue la categoría de empleados particulares, que son quienes trabajan para un solo empleador en el sector privado, con 8,7 millones de colombianos.

Y aunque en una cifra menor, también se tienen en cuenta los jornaleros o peones, trabajadores informales del sector agropecuario, y las personas que no reciben ninguna remuneración. Tipos de ocupación que para Valencia cuestionan la metodología utilizada en el estudio, dado que “una persona que está en el ‘rebusque’, según el Dane, es una persona ocupada”.

Por otro lado, el analista también asegura que la variación positiva puede estar relacionada a un tema estacional, porque es una época del año donde muchas empresas comienzan a contratar para la temporada.

Inactivos le restan a los desempleados

Dentro del informe, el Dane también presenta la cifra de población inactiva que en junio llegó a 13,3 millones, una variación negativa de 0,4% con respecto al mismo mes del año anterior. En este dato, Valencia aseguró que se incluyen estudiantes, independientemente de la edad o tipo de institución de educación superior o tecnológica en la que se encuentren matriculados, que podrían entrar en la cifra de desempleo, pero que se consideran como inactivos según la metodología de la entidad.

Tomado de: La República