Home Publicaciones EMPRESARIOS Y TRABAJADORES PIDEN DEBATE SOBRE REFORMA ARANCELARIA

Bogotá, 14 de octubre de 2015

A través de una carta dirigida a la ministra de comercio Cecilia Álvarez-Correa, las tres centrales sindicales: CUT, CTC y CGT, y empresarios en cabeza del Grupo Proindustria, le pidieron promover una amplia participación sobre la Reforma Estructural Arancelaria que se adelanta en el país.

Se sabe que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo está promoviendo una reforma para disminuir aún más los aranceles, lo que ha prendido las alarmas entre los gremios de la producción y ahora entre las centrales sindicales.

Según los trabajadores y los empresarios, “continuar eliminando mecanismos de estímulo y apoyo a la producción nacional, junto a la suscripción de tratados de libre comercio que limitan la acción del Estado, solo traerá más desindustrialización, menos soberanía alimentaria, informalidad al mercado laboral y dependencia de los mercados internacionales”, afirmaron las organizaciones.

Para el Grupo Proindustria, “es lamentable que se insista en promover la ruina de los productores con el falso argumento de defender a los consumidores, como está ocurriendo con la agroindustria de la caña de azúcar y la panela”.  Por su parte, las centrales sindicales hicieron un llamado para que “los trabajadores del país, sin renunciar a sus derechos, propicien una amplia unidad de acción en defensa de la producción y el empleo nacional, lo que implica necesariamente trabajar de la mano con los empresarios para evitar más quiebras por cuenta de las políticas del Gobierno”.

Tanto trabajadores como empresarios coinciden en los impactos negativos que están trayendo los tratados de libre comercio y las nuevas afectaciones que tendrían los TLC con Corea, Japón y el Tratado Transpacífico (TPP por su siglas en inglés).

El Grupo Proindustria y las centrales sindicales le piden a la Ministra que en cumplimiento de la Constitución active los mecanismos de participación ciudadana, se convoquen a gremios, sindicatos, académicos y otras organizaciones y que la decisión no se base en el estudio de una sola persona.

 

A continuación la carta completa:

 

Bogotá, 13 de octubre de 2015

Señora

Cecilia Álvarez-Correa

Ministra de Comercio, Industria y Turismo

República de Colombia

 

Reciba un cordial saludo.

 

Por medio de la presente queremos expresar respetuosamente nuestra preocupación por la llamada Reforma Estructural Arancelaria y las consecuencias negativas que puede tener para la producción agrícola e industrial del país.

Durante las dos últimas décadas el Estado ha adoptado un conjunto de políticas públicas que afectaron a la producción. Una de estas decisiones ha sido la sistemática disminución de aranceles, que pasaron de 11,9 % en promedio para 2001 a 6 % en 2014. La consecuencia no fue un mayor proceso de producción y diversificación en la oferta exportable, como lo pronosticaron durante años varios autores que hoy defienden la idea de una reducción mayor. Por el contrario, la liberalización unilateral provocó el cierre de empresas, pérdida de empleos de alta calidad y la masiva importación de bienes que el país podría producir.

Continuar eliminando mecanismos de estímulo y apoyo a la producción nacional, junto a la suscripción de tratados de libre comercio que limitan la acción del Estado, solo traerá más desindustrialización, menos soberanía alimentaria, informalidad al mercado laboral y dependencia de los mercados internacionales, como lo prueba la penosa realidad actual. Además será una concesión unilateral al resto de países, sin contraprestación alguna, que en la práctica es otorgarles un TLC saltándose los trámites legales en el Congreso de la República y la Corte Constitucional.

No desconocemos de ninguna forma la responsabilidad que tenemos los empresarios en la innovación ni los trabajadores en la productividad, pero el Gobierno tampoco puede esconder la obligación que tiene en ejecutar políticas públicas que fortalezcan a la nación para tener una agricultura y una industria capaz de competir con otros países. Es imposible ocultar que la competitividad está escandalosamente rezagada de las principales potencias industriales. El ascenso en 5 puestos de este año, según el Foro Económico Mundial, se explica es porque se evaluaron 4 países menos.

Rechazamos el debate que desde el Gobierno se ha alimentado entre la defensa al consumidor o al productor, y la falsa premisa entre comercio y producción. El Estado debe tener una política integral que defienda en términos generales los intereses de la nación.

Le pedimos, Señora Ministra, que en cumplimiento del preámbulo de la Constitución y del artículo 2 de la misma, promueva una amplia participación sobre los impactos de los TLC y la Reforma Estructural Arancelaria, en el que participen el Congreso de la República, los gremios de la producción, las centrales sindicales, la academia y otros sectores. Una decisión tan importante para la economía, como la reforma arancelaria, no debe ser tomada basándose en el estudio de una sola persona.

 

Atentamente,

Luis Fernando Restrepo, vocero del Grupo Proindustria.

Luis Alejandro Pedraza, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT.

Luis Miguel Morantes, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC.

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General de Trabajadores, CGT.

 

carta

 

 

Más información: 

Contacto de prensa:

Karen Reyes, jefe de comunicaciones de Cedetrabajo.

Mail: prensa@cedetrabajo.org

Celular: 300-2657033

Download (PDF, Desconocido)