Home Noticias Las discrepancias en las cifras del Dane y las de Fenalco

DINERO 10/26/2015

El país celebra las muy favorables cifras de comercio minorista y consumo en agosto divulgadas por el Dane. Fenalco sugiere que septiembre fue gris para el comercio. Parte de los productos que inquietan al gremio tuvieron un muy buen agosto según el Dane.

La reciente encuesta de Fenalco para medir la actividad del comercio en septiembre sugiere una desaceleración en las ventas reales del comercio con respuestas similares a las observadas en abril de este año, cuando según datos del Dane las ventas reales cayeron 1,1% frente al mismo mes de 2014. Sugiere por lo mismo la última encuesta del gremio que vuelven algunos nubarrones en el consumo.
Específicamente Fenalco afirma que los empresarios del ramo tecnológico dijeron que las ventas en septiembre de televisores, computadores, tabletas y electrodomésticos entre otros fueron mayoritariamente más bajas que un año atrás. Según el Dane, en agosto, el segundo mejor crecimiento reportado fue el de muebles y equipo para oficina, computadores, programas y suministros, creciendo 16,6% frente al mismo mes de 2014.
En muchas ocasiones, las respuestas de la encuesta de Fenalco han estado alineadas con los resultados de las ventas al por menor del Dane. Sin embargo, la encuesta del comercio del gremio en agosto sugirió un menor ritmo frente a julio, algo que los datos del Dane después han desvirtuado.
La discrepancia no parece pequeña. El reporte divulgado por el Dane en agosto señala que las ventas sin vehículos crecieron a su segundo mejor ritmo del año. Lo que sugiere el reporte de Fenalco para septiembre es una interrupción de la recuperación que se viene observando desde abril. Claramente son historias que cuentan dos perspectivas muy diferentes.
indu
En el pasado, Fenalco le ha pedido al Dane considerar incluir las ventas en los establecimientos ubicados en los centros comerciales.
Dada las presiones de inflación y los niveles observados de tasa de cambio, las diferencias entre Dane y Fenalco no ayudan a establecer con claridad si están o no afectando dichas variables el consumo y por lo mismo el comercio. No queda duda de que la tasa de cambio ha encarecido los bienes de consumo duraderos, como son los televisores, los Pc, las tabletas, los muebles entre otros, bienes que además suelen ser más sensibles a una caída del ingreso real (aumento de salarios inferiores a la inflación). Pero las perspectivas del consumo en los próximos meses parten de datos disímiles entre uno y  otro.
Al final, es muy probable que tras los mejores datos de producción y consumo real reportados para agosto y el fuerte aumento de la inflación en septiembre, el Banco de la República decida incrementar sus tasas de interés por segunda vez consecutiva. Mientras la información del Dane le indica al Emisor un buen ritmo de actividad económica, Fenalco advierte que más adelante veremos nuevos nubarrones.