Home Noticias Una de las industrias más antiguas del país no levanta cabeza

DINERO 9/9/2015

Hablar del sector textil es hablar de una de las principales industrias nacionales durante el siglo pasado. Sin embargo, pese a su antigüedad aún no despega como motor de las exportaciones de Colombia.

De acuerdo con el Ministerio de Industria y Comercio del país en las últimas décadas se fue olvidando que el sector textil fue uno de los primeros industrializados y que más bien las textileras comenzaron a ser el sinónimo de sobreprotección del Estado. Hoy la realidad es otra pues,  de acuerdo con estudios del Banco Mundial, se asocia a atraso tecnológico y sobre todo baja competitividad internacional.

Solo hasta la apertura económica el sector tuvo el incentivo suficiente de modernizarse para sobrevivir en el mercado internacional. De acuerdo con el presidente de Acoltex, Iván Amaya,en los últimos años se ha desarrollado una amplia penetración tanto de textiles como de confecciones en Estados Unidos.

A su vez, gracias a la entrada en vigor del acuerdo comercial entre la Unión Europea y Colombia en el año 2012, la importación de productos del sector hecha por países como Alemania, Francia y Reino Unido ha venido en aumento para totalizar  26 millones de euros en compras de prendas de vestir y accesorios de vestir por parte de la Unión Europea, durante el primer año de su implementación.

Además, según la delegación de la Unión Europea en Colombia, en los primeros 4 meses de este año, la comercialización  de materiales textiles y sus manufacturas hacia el antiguo continente se incrementaron un 5%, totalizando 14,8 millones de euros.  Así mismo, las exportaciones del sector hacia Estados Unidos crecieron más de US$3 millones con respecto al año anterior.
Pese a este incremento, el desempeño del sector en las ventas internacionales no ha sido fructífero. En el primer trimestre del año, aunque, en total se registraron US$16,7 millones menos en exportaciones que las reportadas en el mismo periodo de 2014, en conjunto con todos los socios comerciales de Colombia.
En ese periodo, los destinos y subsectores que mostraron mayores decrecimientos fueron Ecuador en textiles y Hong Kong en cueros en bruto y preparados, cada uno con una disminución de US$5,2 millones y US$4,8 millones respectivamente. La caída de las exportaciones del sector continuó en julio pues de acuerdo a cifras proporcionadas por el DANE, las exportaciones de hilados, tejidos y artículos confeccionados de fibra textil disminuyeron en el mes anterior un 31,3% con respecto al mismo mes en el 2014.
El sector tiene futuro pero no avanza
La embajadora de la delegación de la Unión Europea, Antonia Van Gool, le explicó a Dinero que el sector textil tiene mucho potencial en el mercado europeo sobre todo para “las prendas de vestido de baño y textiles originales”, sin embargo, aún no despega del todo.
La tecnología y la innovación son primordiales para el desarrollo de la industria pues permite reducir costos que empresas de otros países ya no contemplan.
Uno de los factores, según Inexmoda, que no permite que la industria sea relativamente competitiva en el mercado internacional son los altos costos de la mano de obra, pues mientras que en Colombia el costo laboral en la industria textil es de US$2,5 dólares por hora, en México es  de US$2,2, y en Tailandia e US$1,8.
textil
El diseñador de modas, Felipe Santamaría, le explicó a Dinero que por ejemplo  “cuando se usa como materia prima el tejido de punto, a veces se prefiere usar materia prima proveniente de Perú que la de Colombia”, pues es complicado competir con la calidad que ofrece el país inca en este tipo de textiles y competir con precios contra industrias más tecnificadas.
“A pesar de que como diseñador colombiano se intente explorar el mercado nacional de materias primas, en muchas ocasiones es más rentable adquirirlo del exterior.” Concluyó el diseñador.