Las cuatro industrias que sufrirán más por alza de luz

EL TIEMPO 3 de noviembre de 2015

Ferroníquel, textiles, cementeras y acero verán afectados sus costos.

Tras las medidas que tomó el Gobierno para conjurar la crisis financiera de las plantas térmicas que operan con diésel, el sector industrial comenzó a hacer cuentas y ajustes, con el fin de absorber el impacto que les llegará con el aumento en los costos de energía.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Bruce Mac Master, señaló que si bien las acciones tomadas tuvieron en cuenta que el país afronta una emergencia eléctrica, en la que la prioridad es el suministro y no dejar apagar el país, los que más sentirán el efecto son el sector del cemento, el hierro, el acero y el ferroníquel, que son grandes consumidores de energía. Según el directivo, la situación está obligando a los empresarios a ajustar su balanza de costos y de gastos, para tratar de mitigar el impacto.

Según Ricardo Moreno, investigador de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, uno de los riesgos que ahora corre la industria es que en varios sectores se acentué la desaceleración de su PIB, producto de una menor competitividad por estos costos, o que se acentúe la desindustrialización.

Otro sector que se enfrenta a esta coyuntura es el textilero y de confecciones, al punto que es previsible que se incremente el número de firmas que decidan maquilar en China o en otros países, o incrementar los volúmenes de lo que ya vienen maquilando afuera, con el fin de compensar el aumento en las tarifas de energía.

Por ejemplo, de cinco años para acá reconocidas empresas como Totto, están maquilando en ese país porque realmente la competitividad en Colombia no les permite seguir creciendo, fenómeno que puede atenuarse debido a que con la aplicación de los tratados de libre comercio, sus competidores tienen mayores eficiencias.

“Uno de los factores que impulsa a estas empresas a maquilar y a llevar su producción a otro lado es la energía eléctrica, indiscutiblemente”, señaló Moreno.

Al preguntársele sobre qué sectores serán los más perjudicados con el aumento de la energía, el experto señala que será “casi toda la que no dependa de la mano de obra de la fuerza humana, que es básicamente todo lo mecanizado. Toda la industria va a recibir un golpe muy duro”.

Agrega que todos los usuarios no regulados, como son las compañías del sector industrial e incluso las mismas universidades, comiencen a pagar en la negociación de los contratos de energía para el 2016 (compran todo el año) un precio mayor.

Incluso, no se descarta que la emergencia eléctrica y el cobro de mayores tarifas termine por repercutir, en algunos casos, en mercado laboral, ya que de algún lado habrá que hacer ajustes para mantener la competitividad.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Posted in Noticias and tagged , , , , , , , , , , .